Wednesday, April 05, 2006


CONCEPTOS PARA UN MONUMENTO A LA MEMORIA ACERCA DEL LIBRO EL CULTO MODERNO A LOS MONUMENTOS DE ALOÏS RIEGL


El libro “el culto moderno a los monumentos” fue escrito por A. Riegl para resolver una nueva legislación sobre la conservación y la restauración de monumentos en Austria después de que fuera nombrado presidente de la Comisión de Monumentos Históricos de su país. En él nos presenta los diferentes valores o aspectos a tener en cuenta a la hora de tomar decisiones sobre como actuar con los monumentos, valores que a veces se contradicen o generan problemas. A pesar de que el libro fue publicado en 1903, la actualidad del texto está justificada, y para los que no, sirve para reflexionar acerca de muchos parámetros a valorar puesto que el eje del trabajo abordado en clase es elaborar un proyecto para un monumento a la memoria de las víctimas. Eso significa situar una obra escultórica en el ámbito urbano mediante la cual pretendemos hacer recordar, o hacer no olvidar algo, y habrá que pensar y tener en cuenta aspectos sobre como conservarla o como enfocar su perdurabilidad. Así pues a continuación se exponen unos cuantos conceptos extraídos del libro que responden a algunas de las preguntas que nos podríamos formular al abordar nuestro proyecto

-¿Qué es, o que se entiende por monumento?

· Un monumento es una obra realizada por la mano humana y creada a fin específico de mantener hazañas o destinos individuales ( o un conjunto de éstos) siempre vivos y presentes en la conciencia de las generaciones venideras. Puede tratarse de un monumento artístico o escrito, en la medida en que el acontecimiento que se pretenda inmortalizar se ponga en conocimiento del que lo contempla sólo con los medios expresivos de las artes plásticas o recurriendo a la ayuda de una inscripción.

-¿Qué tipo de monumento tiene que ser?

· En el texto el autor habla de la existencia de los monumentos intencionados y los monumentos no intencionados. Un monumento intencionado es aquel que fue creado en su momento con la finalidad de perdurar en el tiempo lo máximo posible y que pretende perpetuar alguna cosa, ya sea un momento en concreto ,un acontecimiento, etc. En cambio un monumento no intencionado es aquel que fue concebido por sus creadores solo para satisfacer ciertas necesidades y hemos sido nosotros a posteriori, sujetos modernos, quienes le hemos otorgado el carácter rememorativo conservándolo y catalogándolo como monumento. Volviendo al concepto de monumento intencionado; obra que por voluntad de sus creadores ha de rememorar un determinado momento del pasado, y ampliamos el concepto de monumento, daremos con el concepto de monumento histórico. Los monumentos históricos son aquellos que han sido elegidos hoy según nuestro criterio subjetivo de entre todos los monumentos intencionados por parecernos más importantes o relevantes. Y si seguimos ampliando el concepto de monumento daremos con los monumentos antiguos, que son aquellos en los que la intención con la que fueron creados o su significado ya no nos importa pero nos fascinan porque denotan haber vivido y existido mucho, mucho tiempo antes que nosotros.

-¿Qué pasa si proyectamos un monumento de interacción o uso para el público?

· En el tercer capítulo del libro Aloïs Riegl nos habla del valor instrumental de una obra artística. Una obra o monumento con valor instrumental es aquella que recibe un uso por parte del público o espectador, y es aquella que precisará de un mantenimiento para poder seguir siendo usada o puesta en práctica sin suponer un peligro. Desestimando la opción de que la obra resulte peligrosa al avanzar el tiempo, si hemos sabido tratar el problema, debemos reparar también en lo que puede suponer que deje de ser funcional. Si estamos acostumbrados a ver el monumento en uso, animado, se nos hará muy difícil de repente verlo vacío, o dejarlo estropear en medio de una zona de actividad. La sensación anímica que le produciría al espectador sería negativa, cosa distinta si ya has conocido el monumento inutilizable puesto que estas acostumbrado a eso.


-¿Qué pasa si planteamos un monumento abierto a la intervención del público o que admita remodelaciones posteriores?

· Desde el punto de vista del valor artístico de novedad y del valor histórico el hecho de añadirle a una obra elementos posteriores pertenecientes a otros estilos o momentos es un error, puesto que anula la importancia de la unidad de estilo y del momento de la génesis. Para el valor histórico es fundamental tener la obra como estaba en estado inicial por su imperiosa necesidad de mantener el hecho documental, el monumento original es por principio intocable por razones de estudio e investigación. Para el valor artístico de novedad, en tanto que lo originario, también tiene importancia la supresión de los elementos transformados en momentos posteriores. Cabe destacar que el autor no se muestra en completo acuerdo con estos conceptos sino que los expone para razonarlos.


-¿Podemos abogar por el valor de antigüedad como modo de conservación en nuestro proyecto?

· Si enfocamos el proyecto como monumento con valor rememorativo intencionado nos encontramos con que lo que transmite el valor de antigüedad tal vez entre en contradicción con lo que pretende el valor rememorativo intencionado. Es decir, el valor de antigüedad nos habla del ciclo de vida y muerte, nos habla de lo viejo, de lo pasado, se expresa mediante grietas, desgastes, roturas…El valor de antigüedad consiste en valorar a los monumentos tal y como son y como se desarrollan en relación con la naturaleza, y sin intervenirla mano humana dejar que desaparezcan cuando hayan llegado a su fin. En cambio el valor rememorativo intencionado lo que pretende es entresacar un momento de la historia evolutiva y presentarlo ante nuestra vista con tanta claridad como si perteneciera al presente. Tiene desde el principio, desde que se erige el monumento, el firme propósito de no permitir que ese momento presente se convierta nunca en pasado y que se mantenga siempre vivo en la conciencia de la posteridad. Por esto será partidario y exigirá la restauración e impecable conservación del monumento. Para un proyecto como el nuestro que pretende crear un monumento para que no se olviden las víctimas del terrorismo tal vez sería absurdo abogar por el valor de antigüedad y dejar que desaparezca porque en ese momento ya no cumplirá su función, pero también parece absurdo querer conservar eternamente los monumentos pues en última instancia las fuerzas naturales siempre serán más poderosas que el ingenio humano y las nuevas creaciones solo podran ocupar los lugares que vayan quedando.



BERTA PACO-LLENGUATGES DE L'ART

Thursday, March 23, 2006

memòria en el material

monument a les víctimes de l'11-M (concurs)
2005-estación de Atocha, Madrid
FAM - Pedró Colón de Carvajal, Mauro Gil-Fournier, Esaú Acosta, Raquel Buj, Miguel Jaenicke, Miguel Jaenicke (arquitectes)

els noms de les víctimes són tallats a la capa interior de l'espai format pel vidre. quan la llum del sol que reflexa sobre els cantells de les talles, apareixen el nom de les víctimes.




revista 'pasajes de arquitectura' nº 64 / ed.: américa ibérica

punt de vista del memorial

monument a les víctimes de l'11-M (concurs)
2005-estación de Atocha, Madrid
FAM - Pedró Colón de Carvajal, Mauro Gil-Fournier, Esaú Acosta, Raquel Buj, Miguel Jaenicke, Miguel Jaenicke (arquitectes)

el projecte té la doble lectura d'un lloc inaccessible que és contemplat desde la mirada oberta de la ciutat i la silenciosa mirada de l'interior de l'estació.




revista 'pasajes de arquitectura' nº 64 / ed.: américa ibérica

homenatge textual

monument a les víctimes de l'11-M (concurs)
2005-estación de Atocha, Madrid
FAM - Pedró Colón de Carvajal, Mauro Gil-Fournier, Esaú Acosta, Raquel Buj, Miguel Jaenicke, Miguel Jaenicke (arquitectes)


la proposta és una transformació per la qual les víctimes de l'atemtat sofert l'11 de març, són homanetjades cada día de l'any. els noms de les víctimes es tallen en la capa interior de l'espai formada pel vidre. la llum reflexa sobre els cantells de les talles fent aparèixer el nom de les víctimes. cada persona morta tindrà un monument del día on el seu nom s'il·luminarà i es farà més visible que la resta.


revista 'pasajes de arquitectura' nº 64 / ed.: américa ibérica

Memorial 1939-1945


Deu pedres, una per cada camp de concentració nazi, van ser posades a l'entrada del Fossar de la Pedrera per recordar l'holocaust dels jueus, en una acció pensada per l'associació cultural i esportiva Maccabi i la comunitat jueva de Barcelona. El monument era un projecte de l'arquitecte Leonard Glaser i volia commemorar, amb uns mesos de retard, el cinquantenari de la fi de la Segona Guerra Mundial on, entre altres tragèdies, havia tingut lloc la dels camps d'extermini. La inauguració va tenir lloc el 4 de desembre de 1995 en presència de l'alcalde Pasqual Maragall i de Simón Emergui, president de la comunitat jueva de Barcelona.

prova

Hola com esteu? Yo pues aqui... ...........

presentación

Este el el blog del grupo de "MEMÒRIA" de la asignatura Llenguatges de l'Art E-1